9.5.12

TMS #3: Reseña de Generation Freakshow [CD]

The Murdock Scene engloba todo aquello que no tiene cabida en ninguna otra categoría del blog: offtopics, reseñas de series/anime, entradas musicales, etc. Es la sección más personal y más yo de Pouring Feelings. ¡Bienvenido a mis desvaríos!
Como no podía ser de otra manera, hoy os traigo una reseña un tanto especial: la del último disco del grupo galés Feeder.
Disco: Generation Freakshow.
Grupo: Feeder.
Género: Rock.
Label: Big Teeth Music LTD.
Año: 2012.
Tracklist:
  1. Oh My.
  2. Borders.
  3. Idaho.
  4. Hey Johnny.
  5. Quiet.
  6. Sunrise.
  7. Generation Freakshow.
  8. Tiny Minds.
  9. In All Honesty.
  10. Headstrong.
  11. Fools Can´t Sleep.
  12. Children Of The Sun.
Empezaré diciendo que conozco a Feeder desde hace muchos años. Es uno de mis grupos preferidos y os recomiendo que les deis una oportunidad si os gusta el rock del bueno. Dicho esto, ¡empecemos!
Que Feeder no son novatos en el panorama musical es un hecho. Con una larga carrera a sus espaldas, Grant Nicholas y Taka Hirose se lanzan con un nuevo trabajo: Generation Freakshow. Resumiría éste como una vuelta a sus orígenes, una mezcla de The Singles con Silent Cry, temas melódicos, otros más cañeros, pero al fin y al cabo Feeder. Sin duda siguen en su línea, que para mí como fan roza la perfección musical.
De izquierda a derecha: Hirose, Richardson (antiguo batería) y Grant.
Después de Renegades, no sabía muy bien qué encontraría en GF. Me propuse no escuchar ningún tema (aparte del primer single, Borders) hasta tener el disco en mis manos. Fracasé, tuve que escuchar en Youtube un par de canciones en directo porque me moría de ganas. Una vez hecho esto, tenía claro que GF era el disco que todos los fans esperaban después de Renegades. Si bien Renegades me gustó, sí que dista del sonido habitual de los galeses. Sacaron su lado más salvaje y a mí el resultado me gustó mucho, pero estoy contenta con que GF sea tal y como es y no una continuación del Renegades, que repito, a mí me encantó, pero GF es mucho mejor, más personal y dice más de ellos como banda.
Me quedo con la primera mitad del disco, sencillamente maravillosa, tanto en el tema musical como en el de las letras: Oh My, Borders, Idaho (ésta pasa desapercibida, la verdad), Hey Johnny (imagino que en memoria del fallecido primer batería de Feeder), Quiet y Sunrise. De entre éstas, destaco Quiet y Sunrise. Quiet tiene una letra preciosa, es muy melódica y yo ya me veo llorando si la tocan en directo en España algún día. Sunrise es justo lo contrario, mucho más rápida, hecha para saltar o para cantarla en el coche a todo volumen. Brutales ambas a su manera.
El resto del disco es también bueno; destacaría en concreto In All Honesty y Children Of The Sun, sin duda un cierre perfecto para un disco de sobresaliente.
No sé cómo lo hacen para mejorarse en cada trabajo que hacen sin dejar de ser ellos, sin abandonar su sonido habitual. Además, trabajan tantísimo que cada año se pueden permitir un disco (si las fechas no me fallan). Si queréis escuchar música de verdad, Feeder siempre será una magnífica elección. Sí, sé que es el punto de vista de una fan acérrima pero estoy siendo justa: suenan cada vez mejor, si eso es posible. Y eso debería animaros a escucharles :P

Puntuación:
Extras:
Ésta es mi primera reseña de un disco así que no sabía muy bien como hacerla. Ya le iré pillando el truquillo, no os preocupéis e.e
¡Un abrazo y Feederizaros! ^_^

2 comentarios: